(El Mercurio) La Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de la Región de Atacama aprobó ayer el estudio de impacto ambiental para el proyecto minero Salares del Norte, perteneciente a la minera sudafricana Gold Fields.

La decisión unánime fue encabezada por la intendenta subrogante de Atacama, Paulina Bassaure, y participaron los secretarios regionales de varios ministerios, entre ellos, Salud; Medio Ambiente; Economía; Fomento y Turismo; Desarrollo Social; Energía, Agricultura y Minería.

Se trata de una iniciativa que considera una inversión de US$ 1.300 millones, con una vida útil de 17 años, mientras que se espera que durante su construcción se alcance un peak de 2.700 empleos. El proyecto estaría listo en dos años.

Siga leyendo esta noticia en https://digital.elmercurio.com/2019/12/19/B/BP3NSOCP#zoom=page-width